HACE UN

publicado en: Blog, Colaboradores | 0

HACE UN CINE?            5/10/2 019

Tumbada en su cama se encontraba, tenia fresquito y se echo la mantita que tenia a los pies por encima, venia del baño acababa de mirar la hora. Las 6 y se digo, pero donde vas alma de cántaro si no esta ni el perro despierto, date la vuelta y en unas horas volvemos al ataque. Ni se imaginaba, el día tan productivo y placentero que iba a tener por delante.

Dado que esperaba pedido pero no sabia exactamente cuando llegaría, se digo nada mas volver de paseito con su fiel amigo, hoy podríamos irnos al cine, que hace tiempo que lo llevas en mente y la ultima vez de la taquilla no pasaste, como hoy se prevee un día tranquilo, podías ir a cumplir una de las pocas fantasías que te quedan, ya que estas tan envalentona últimamente, que has hecho cosas impensables para ti en los últimos 6 años., si este año habías follado poco, en un mes te has puesto al día, mala puta.

A ultima hora de la tarde, cargo la mochila con una toalla, condones y los topes, que ya la acompañaban siempre un por si, que se decía ella, mas una entrega de ultima hora y salio por la puerta, con un vestido de la ultima remesa heredada, que le parecía demasiado corto y se puso debajo los pantalones cortitos. Así aunque te agaches o te espatarres nadie te vera las bragas, no des mas de hablar de lo que toca. Que ya van bien.

Entrego y se dirigió a por el bus para llegar al cine, el bus la dejo justo al lado de una pastelería de esas que son por dentro super bonitas y coquetas, y tienen de todo, café, bebidas, bocatas, tartas, helados, bollería, salado…vamos de todo, y pillo un bombón para llevar, para su amiga que estaba en la taquilla. Llego y se lo dio, estuvo un ratillo de xarreta y se digo envalentonate ya sino hoy también te pasas el rato aquí, así que se metió dentro de la taquilla, abrió su mochila saco la toalla, algunos condones y se quito los pantalones junto con las bragas, y pa dentro fue, mas decidida que nunca, a por lo que le rondaba hacia años, que le comieran el coño varios, que fueran desfilando mientras veía o no una película X.

Nada mas entrar vio a un chico que trabajaba allí y le pregunto, donde te comen el coño? En la sala del fondo, y para allá se fue. Se quedo por unos segundos delante de la puerta mas pegada a la pared y se digo al tiempo que abría la puerta, vale valiente.

Nada mas entrar se percato que la pantalla era grande, le parecía casi mas grande que la del centro comercial. Habían dos tiradas de asientos y varias filas, permaneció de pie junto a la primera tirada de asientos y valoro la situación, donde se sentaba para tal hazaña, le parecían las filas muy estrechas, se quedaba detrás o iba a la primera fila? entre eso, observaba a los señores que tenia delante, habían ya un par jugando un par de filas mas hacia delante, uno le chupaba la polla a otro, y luego dispersos habían como diez, la cosa pintaba bien. En un momento que la pantalla se iluminaba un poco mas, enfilo pasillo abajo para sentarse en la primera fila, libre de ningún asiento adelante y así podría estirar las piernas o lo que hiciera falta. Extendió su toalla en doble sobre el asiento, se subió el vestido hasta su cintura y se sentó, en aquella estaba cuando uno de los señores se le sentó al lado, ni tan siquiera lo miro, pero si se percato que tenia su polla en la mano, al momento ese mismo sr. le acariciaba la pierna y se le asomaba entre sus piernas para mirarle el xoxo, acto seguido se levanto y se arrodillo frente a ella, para comerle el coño. Lo que ella iba buscando. Detrás de ella aparecieron dos, cada uno le tocaba una teta, le levantaron el vestido hasta su cuello y noto una mano fría en su abdomen, otro que se unía a la fiesta. Le lamieron los pezones, la acariciaron enterita, cuando se quiso dar cuenta ya se estaba corriendo, no mucho pero soltando liquido. Levanto la cabeza y tenia cambio, otro sr diferente se arrodillaba para continuar la difícil tarea en la que se encontraba el ultimo, mientras tanto noto una polla en su cara, a lo que ella dijo bien claro, vine a que me hagáis, no hacer, y no admito besos.

Lo entendieron todos de inmediato, en un momento tenia manos, bocas y lenguas recorriéndole todo su cuerpo e incluso uno le lamia los pies, lo poco que asomaban por sus zapatillas que le pidió permiso para quitárselas, y ella digo que no. De esta guisa se encontraba mas feliz que una perdiz, cuando oyó una voz conocida, giro la cabeza en busca de la voz y a su izquierda vio a un conocido del ambiente, el cual ella estaba convencida que nunca habían hecho nada, pero al momento le dijo: xikilla hoy no chupas? una lastima con lo bien que se te da, ella sin tapujos le dijo: hoy vine a que me hagáis vosotros ya me canse de que siempre tenga que hacer yo. Planchado lo dejo. Se ve que si habían hecho algo, o al menos la conocía un poco mas de lo que ella creía porque el hombre le puso sus manos en la cabeza y empezó a masajearla, le encantaba. Mas todos los demás, que mas podía pedir? Por su mente le rondaban otros que ni de casualidad se encontraría allí, mas bien otro. Mientras su mente se quedaba en blanco para no tener el impulso de empezar a chupar pollas a cascoporro, que no era su intención, ya le habían desfilado 4 , parecía que hacían cola. Cuando termino el 5 y ya se había corrido lo que no estaba escrito, la toalla empapadita era poco, se levanto y les digo, me voy, me lo he pasado bien, gracias a todos y salio de la sala. Se dirigió a los baños, para lavarse. Pero antes pidió una toalla limpia para secarse dado que la suya, estaba mas para escurrir que para secar.

Salio afuera a la taquilla donde se encontraba su amiga, mientras se vestía y metía la toalla dentro de una bolsa y le hacia un nudo, la metió en su mochila, junto a los condones que había cogido por si acaso alguno le entraba por el ojo y le apetecía follarselo, sin mas. Empezaron hablar para ponerse al día, hacia mucho que no se veían. Eran amigas conocidas desde hacia años, primero familia, luego trabajo, pasando por redes sociales, y terminaron hablando de tíos como era lo mas normal del mundo, playa, locales, dogging, chicos, folladas, lo normal. Mientras estaban hablando del sidi (zona de dogging) su mente recordó su sábado anterior, que contra todo pronostico,  termino en la playa pasándoselo de vicio vicioso, en su vida en los años que llevaba yendo a la playa a follar, nunca jamas se lo había pasado tan bien, el chico que vino a por ella, la llevo en volandas, la cuido y la devolvió, sana y salva a su casa.

Donde ahora ella recordaba aquella hazaña con una sonrisa picara en la cara, dado que fue ya terminada la noche, cuando se encontraba en su casa en pelotas en el sofá cuando, un conocido le decía, ahora autocine? ella amablemente le decía, otro día y no sabe muy bien como, pero que le pudieron mas sus ganas de playa que su propia mente y le digo vente por mi, a los pocos minutos tenia al chico en la puerta de su casa para llevarla al autocine. Saliendo de su casa e indicando ella el camino, por aquí a la derecha yo te indico, recordó al niño y  sonrió. Fue charrando todo el camino, no paro de hablar, lo miraba y se decía, esta muy bueno muy mucho. Mejor que en las fotos que había cotilleado antes de que el llegara.

Su amiga conocía al chico, nada mas empezar a contarle, le digo ya se quien es, es un amor de tío de los que te hacen disfrutar y encima lleva buena polla, ya te digo que si la llevaba, buenísima era poco. En su justa medida 😉
Lo recordaba casi todo, quizás no todo lo que digo aquella noche, pero si lo que ocurrió. Llegaron al parquing del autocine y parecía vació, el chico iba diciéndole de quien era cada coche que allí se encontraba, conocía el terreno que pisaba y vaya si se noto, nada que ver con la primera vez que ella chafo la playa, que no encontraron a nadie y se volvieron sin hacer ni tan siquiera ellos. Las siguientes veces, si hizo con los que fue, pero no hubo ni una tercera parte de diversión. Recordaba la ultima vez que fue el año anterior, recién rapado el pelo, en vaqueros y chupándosela a un amigo, que ella le decía no se acercan porque piensan que somos dos tíos.

Dieron dos vueltas y paro el coche, dejaron sus cosas y ella le dio los condones que llevaba a el, dado que era el quien la tenia que cuidar. Se apoyo el chico en un lateral y empezó a chupar, que polla mas buena por dios, allí estaba disfrutando como una niña con zapatos nuevos por todas las emociones juntas que tenia encima cuando el le dijo, esa boca no se me ha olvidado. Como chupas, con la boca como todas, respondió ella, mientras le sonreía y volvía a lo suyo, apareció un chico y empezó a follársela mientras ella continuaba con el que tenia delante, na le duro el de detrás. Mucho le duro el de delante, aguanto muy bien, le encantaba que le duraran mientras ella chupaba, y si mientras la follaban ya era lo mas, de lo mas.

No recuerda muy bien cuando se follo al que llevaba con ella, pero sabe que disfruto como la que mas, xarro y se divirtió como nunca, estaba en su salsa. Todos los que aparecieron la hicieron sentirse como la reina de la fiesta, no recuerda muy bien a cuentos se follo, pero si que se rió un buen rato, haciéndole pensar a uno que allí se encontraba que ella no la chupaba bien, y se reía mientras el chico decía que si a todo, cuando empezó con el otro le duro na, y mientras se limpiaba decía, madre mía ,  y ellos se reían.

Mientras las dos hablaban, dado que los buenos se habla y de los malos se habla mucho mas para no dar mas que la cacha necesaria o la justa, o directamente ni quedar para ir a cualquier local. Hablando de tíos salio a bailar, clases de tíos y ella le decía a su amiga, hay dos clases de tíos, los que son de hacer, que lo único que piensan es en meterla en cuantas mas mujeres mejor y cuando llegan al ambiente van como locos, intentando llegar a todas y luego están los que disfrutan viéndonos disfrutar a nosotras, y ella le contaba dado que conocían las dos al chico de la playa, le decía: Estaba con unos y con otros, y el estaba justo detrás observando y cada dos por tres le decía, ya esta a punto tu chica, que los demás le dijeron le ha gustado mas la tuya, cuando ya estuvo a punto empece y parecía que no plantaba, pero empezó a follarme otro, y esa polla tubo vida propia se planto mas dura que una piedra, ese tío es de los que les gusta ver disfrutar, quizás algunos lo nieguen pero las pollas no y mas cuando la tienes en la boca. Una verdad como un templo, y de esos hay bien pocos.

Ya se hacia casi la hora del cierre, y ella se tenia que ir a por el bus. Quedaron en que volvería un lunes, dado su amiga le había dicho anteriormente que los lunes venia mucha gente y muchos jovencitos, los potentes, bendita potencia, se rieron las dos durante un buen rato. No tienen el aguante quizás, pero si la potencia, la mejor edad de los treinta y , a los cuarenta y pocos, que ya saben aguantar y todavía les queda potencia, mas risas. Y si ya, recuperan rápido pa que mas. Entre risas andaba la cosa, cuando le decía ella, que se estaba acostumbrando o intentando no empezar ella primero, dado que si lo hacia estaban perdidos y ella a medias, que le ocurrió esta semana, «el super», que hablaba mucho y le duro quince minutos de reloj, y eso que le chupo el coño, menos mal que la hizo correrse. Estaban en lo mismo de siempre, los que mas hablan luego na, y los callados, dejatelos que te dejan siempre las piernas temblando, te sorprenden muy mucho. Conversaciones banales entre mujeres del ambiente. Porque ella bien sabe que este tipo de conversaciones jamas las ha tenido con sus buenas amistades de toda la vida, ahora quizás un poco, pero de eso hace bien poco.

Se despidieron con un par de besos y quedaron en verse pronto de nuevo, de camino a casa, dos buses, cruzando la calle perdió el ultimo diurno de su linea, aunque el nocturno hizo su aparición en breve, y se sorprendió mientras cruzaba mirando al bus que acababa de perder haber si era el chófer al que le dio su tarjeta , porque desde aquel día ya no volvió a coincidir  y pensó o estaba casado o lo asustaste, una de las dos es segura.

FIN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.