Copa Vaginal: Ventajas y desventajas

publicado en: Blog | 0

Copa menstrual: ventajas y desventajas

Copa Vaginal, Protección femenina, Copa menstruación
Una alternativa a los tampones o compresas, y que beneficia al medio ambiente, ya que es reutilizable.

Durante años, las mujeres hemos tenido sólo dos opciones para enfrentar la menstruacióntoallas femeninas o tampones. Pero la copa vaginal es hoy una alternativa para la higiene íntima amable con tu cuerpo, bolsillos y medio ambiente.

También conocida como copa vaginal, está hecha de látex o de silicóna de uso médico, el más recomendable para la protección femenina pues es hipoalergénico.

Esta copa flexible se dobla e introduce en la vagina para expandirse una vez dentro, adherirse herméticamente a las paredes y retener el flujo menstrual. A diferencia de los tampones, que se instalan cerca del cuello del útero, y de las toallas femeninas que se usan externamente adheridas a la ropa interior, la copa menstrual se inserta en la entrada de la vagina.

¿Cómo se usa la copa menstrual?

Puede ser complicado e incómodo utilizar la copa vaginal las primeras veces, pues debes buscar el ángulo y posición adecuados para ponértela, ya sea de pie, sentada o en cuclillas, desventaja que desaparecerá con la práctica.

Tal como sucede con los tampones, asegúrate de tener las manos limpias antes de colocarla o sacarla.

La copa menstrual tiene capacidad para contener aproximadamente 30 mililitros de sangrado y, según tu flujo menstrual, debes vaciarla después de 4 a 8 horas.

Para extraerla, jala suavemente el tubo de extracción y presiona con tus dedos la base de la copa para eliminar el vacío y poder moverla hasta que salga. Este tubo debe quedar en el exterior de tu cuerpo, si roza con tu ropa interior, puedes recortarlo un poco, pero no del todo.

Entre las ventajas de la copa menstrual está la posibilidad de reutilizarla sin necesidad de desecharla.

Limpieza de la copa vaginal

Antes de usar la copa menstrual por primera vez, es recomendable esterilizarla: sumergirla en agua hirviendo durante cinco minutos. Después déjala secar en un paño limpio y consérvela en su envoltura hasta su utilización.

Luego de cada vaciado, lávala con agua tibia. Evita utilizar jabón, pues puede afectar al material del que está hecha. Si no la puedes lavar, simplemente vacía y limpia los excesos de sangre con papel higiénico o toallitas húmedas procurando no dejar residuos. Puedes volver a usarla en tu próxima regla.

Si el sangrado de tu menstruación te produce aversión, tal vez este método no sea adecuado para ti. Por esa posibilidad de estar en contacto con la sangre, la copa menstrual resulta un tanto incómoda cuando estás fuera de casa. Cuando uses un baño público, lleva contigo una botella con agua para lavarte.

Pros y contras de la copa menstrual

A favor:

  • Aunque supone fuerte desembolso la primera vez que se adquiere, no tendrás que volver a comprar otro tipo de protección femenina, pues dura hasta 10 años (cuidado con las imitaciones, que generalmente son más baratas, pero pueden dañar tu salud).
  • Se puede utilizar con discreción para nadar, ir a la playa o hacer ejercicio.
  • Ayuda al medio ambiente al evitar que se desechen o incineren toallas femeninas y tampones.
  • Usar toallas femeninas y tampones con blanqueadores y aromatizantes está asociado a problemas de alergias, resequedad vaginal, candidiasis o síndrome de shock tóxico.
  • Es excelente para mujeres con piel sensible.
  • No es necesario cargar con repuestos voluminosos para la higiene íntima en la bolsa.
  • Brinda protección por más tiempo.
  • No es la sangre, sino la constante fricción de la piel con las toallas femeninas que contienen químicos y la poca ventilación que tiene nuestra zona íntima, lo que ocasiona humedad y «mal olor». La copa menstrual no lo provoca.

En contra:

  • Se debe retirar si tendrás relaciones sexuales.
  • Causa incomodidad al usarla en baños públicos o compartidos al tener que deshacerse del flujo menstrual.
  • Hay que esterilizarlas y lavarlas antes y después de usarlas.
  • Se necesita practicar su inserción en la vagina para aprender a colocarlas correctamente. Esto puede hacerse antes de que se presente la regla.
  • Hay que introducir los dedos a la vagina para poder sacarla de forma adecuada.
  • Las mujeres vírgenes también pueden utilizar la copa menstrual, aunque se recomienda humedecerla para facilitar su colocación.
  • Puede ocurrir que con el movimiento corporal y las contracciones normales de la vagina, la copa se meta un poco más y cueste trabajo alcanzar el tubo de extracción, sin embargo, este órgano femenino no mide más de 10 cm y la copa vaginal no puede ir más allá.

Asegúrate de elegir la talla adecuada, considera tu edad y si has tenido hijos por parto natural o cesárea, ya que los músculos vaginales se expanden por estos factores.

 

VER COPAS

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.